¿Existió realmente Van Helsing?

    van helsing

    Según una investigación del periodista polaco Adam Weglowski, el verdadero Van Helsing no se parecia a los que hemos visto en la gran pantalla como cazador de vampiros, si no que se apellidaba Helwing.

    Se cree que Bram Stoker, al escribir acerca de Van Helsing, se habría basado en una persona que exitió realmente. El periodista concluye que el personaje fué un pastor Luterano que estudió hace más de 300 años casos de vampiros y hombres lobo. Este pastor describió en uno de sus artículos, como en la época de la peste bubónica, los habitantes de Mazuria, en Prusia, ahora Polonia, luchaban contra los vampiros decapitándolos y también solían clavar estacas a los cadáveres.

    van helsing Anthony Hopkins
    Anthony Hopkins
    Drácula (1992)
    van helsing Rutger Hauer
    Peter Cushing
    Las Novias de Drácula (1960)

    Según Wegloski:

    Andreas Helwing (1666-1748) nació en Wegorzewo, Además de clérigo fué médico, estudiando también botánica y ciencias naturales. Helwing escribió varios libros y artículos, algunos basados en creencias popupales que describian «vampiros».

    El parecido de los apellidos y sus escritos da pie a pensar que Stoker se basó en este personaje, además Helwing también estuvo en Bélgica, hogar de Van Helsing, teniemdo varios conocidos.

    Bram Stoker pudo saber de Helwing a través de su amigo Ármin Vámbéry, proveniente de una familia judia de Eslovaquia famoso políglota y estudioso de la historia. También se cree que fué a través de Vámbéry como conoció la historia del principe Vlad el Empalador, también conocido como Drácula.

    Según Helwing el vampirismo era una enfermedad, no se tratataba de seres extraños ni monstruos. En la época de Helwing, la histeria de los vampiros tuvo su punto álgido durante la epidemia de la peste bubónica (1708-1711) y este describió un caso en la población de Hars escribiendo: «Después de cantar el requiem para el fallecido, se le corto la cabeza a espada y puesta en la tumba junto con un perro». Los lugareños tenían la superstición de que el muerto podría levantarse de su tumba y propagar la enfermedad, aunque Helwing siempre trato de contener la enfermedad con métodos científicos.

    Al igual que Van Helsing en la novela de Stoker, Helwing quería proteger a la gente de la amenaza de la enfermedad, aunque esta no trataba de vampiros, arriesgando su vida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *